Promixon is always looking for talented young people to join its team.
If you are a bright, dynamic person who is looking for a stimulating job with outstanding potential for growth, this is the place for you! Apply to our Human Resources department, will be in touch as soon as possible.

Sistemas de unión/enfriamento

Metallic Bonding

Los revestimientos metálicos en polvo se pueden realizar para dar un acabado metálico de plata y oro y con todo tipo de brillo y perfil. También se puede añadir bronce, zinc, magnesio y pigmentos en acero inoxidable idóneos para polímeros termoendurecibles.

Es mejor llevar a cabo la producción de Metallic Powder Coatings mediante el proceso de Bonding, que es relativamente seguro y no deja partículas metálicas libres en el interior del polvo cuando se bonderiza correctamente.

El proceso de bonderización se puede describir como la adhesión completa de pigmentos metálicos a la base termoendurecible. Los problemas derivados de la separación y aglomeración desaparecerán con la posibilidad de reciclar polvos como barnices en polvo normales no metalizados. El efecto metálico será constante incluso con grandes lotes y superficies. El riesgo que comporta la incorporación de pigmentos, sobre todo de aluminio, se elimina gracias a una base de funcionamiento seguro para el proceso (inertización con nitrógeno) y al uso de los mejores equipos certificados para entornos potencialmente explosivos (directiva de productos ATEX).

Modelo XBOND-MC con raffreddatore orizzontale XC
Bonderizador XM/B + Refrigerador horizontal XC
Capacidad por lote XM/B
Potencia motor AC
XM
Potencia motor AC
TC/300/1200/B 120 kg 55 kW 11 kW
TC/400/1800/B 160 kg 55 kW 15 kW
TC/500/1800/B 200 kg 65 kW 18,5 kW
TC/600/2500/B 250 kg 75 kW 22 kW
TC/700/2500/B 300 kg 90 kW 22 kW
TC/800/2500/B 340 kg 110 kW 30 kW
TC/1000/2500/B 400 kg 132 kW 30 kW
TC/1200/3500/B 480 kg 150 kW 37 kW
TC/1500/4500/B 600 kg 185 kW 45 kW

Los datos de la tabla son solo indicativos y se deben confirmar con Promixon.

El proceso de bonderización se puede dividir en tres partes diferentes:

Adhesión

Se obtiene simplemente con calor y el reblandecimiento del revestimiento en polvo y, a continuación, mezclando el pigmento metálico hasta que todas las partículas se hayan “encolado” literalmente en la superficie con partículas de polvo. El método más utilizado para obtener este efecto es el turbomezclador: el revestimiento en polvo y el pigmento metálico se cargan en el turbomezclador de alta velocidad (normalmente con camisa para poder tener un cierto control de la temperatura) y después se mezclan durante algunos minutos a alta velocidad. La energía de la mezcla prevé el aumento de temperatura del polvo hasta conseguir la temperatura de reblandecimiento (TG: de 40º a 60 °C) gracias a la cual el pigmento metálico se adhiere a la superficie del polvo. Cuando se alcanza el punto final del mezclado, la mezcla se descarga rápidamente en un dispositivo de refrigeración para evitar el endurecimiento / la solidificación prematura.

Refrigeración/lote

La mezcla descargada está caliente y se tiene que refrigerar lo más rápido posible (25° C). Esto se consigue mediante un refrigerador separado a baja intensidad con camisa refrigerada por agua suficiente para reducir la temperatura de la masa.

En la mayor parte de los casos, la cantidad de bonderización es una pequeña parte de un lote más grande, con lo cual el refrigerador puede homogeneizar hasta 3 lotes simultáneamente provenientes del bonderizador.

Tamizado

Puesto que el revestimiento en polvo está sometido a calor durante el proceso de bonderización, y esto puede causar su aglomeración, es necesario definir el producto final para eliminar posibles aglomerados. Normalmente un tamiz de 130 -150 micrones es suficiente.

Los requisitos finales de un revestimiento óptimo en polvo bonderizado son los siguientes: reciclaje de polvo óptimo durante el proceso de aplicación gracias al estrecho enlace entre el pigmento metálico y la base en polvo bonderizada; que el revestimiento en polvo no se separe durante la vaporización, aplicación homogénea también en efecto metálico por pieza.

Soluciones disponibles

CONTROL Y SUPERVISIÓN

Cuadros eléctricos completamente automáticos y provistos de la última tecnología para gestionar la seguridad del equipo de mezcla. Elegimos componentes de marcas reconocidas internacionalmente, disponibles siempre en todos los países y con un buen servicio posventa. De este modo, se reduce al mínimo el tiempo que la máquina está parada.

Nuestros cuadros eléctricos tienen variadores de frecuencia que permiten gestionar la velocidad de los giros del turbomezclador y contribuyen a la flexibilidad y ahorro energético en el uso del equipo.

Promixon ofrece soluciones a medida en función de las necesidades del cliente. Por esta razón, nuestros paneles de interfaz de usuario se pueden personalizar en su totalidad, incluso para satisfacer las necesidades de los clientes más exigentes.

Online Support

ASISTENCIA EN LÍNEA

Posibilidad de gestión de servicio de asistencia remota (PLC o HMI): para diagnóstico, actualización de software y solución de problemas.